Se les exigió una fianza de 30 mil pesos a cada uno y que no se acercaran a las víctimas.


Los policías acusados de torturar durante cuatro horas a una pareja gay en Santo Tomé fueron liberados por un juez luego de su imputación.

La Fiscalía les achacó a los seis uniformados los delitos de vejación, allanamiento ilegal y falsedad ideológica y otros nueve agentes están en la mira de la Justicia.

Según las víctimas, Alexis y Nahuel, vivieron las peores horas de su vida cuando una decena de policías los interceptaron en la vía pública, los persiguieron hasta la casa de uno de ellos, los obligaron a salir de la vivienda y los llevaron a la Comisaría 12ª, donde los golpearon brutalmente.

Los jóvenes contaron que la violencia se multiplicó cuando descubrieron que son una pareja gay. En ese momento comenzaron las vejaciones de índole sexual. Las torturas siguieron hasta que uno de ellos, que es discapacitado, perdió el conocimiento por los golpes.

Este viernes el juez de la causa, Pablo Busaniche, junto a los fiscales Ezequiel Hernández y Laura Urquiza, llegaron a un acuerdo con los defensores para que los agentes sean liberados con “medidas cautelares”.

Entre ellas, no acercarse a las víctimas ni a los familiares y no portar armas de fuego mientras dure el proceso. Por otra parte, se les exigió una fianza de 30 mil pesos a cada uno de los policías acusados.






Comentarios