La precandidata justicialista pidió que se derogue la medida que beneficia a "parientes y amigos" del socialismo.


La decisión del Ministerio Público de la Acusación (MPA) de dejar en suspenso la designación de 195 empleados para el Organismo de Investigaciones (OI) no bastó para frenar las críticas opositoras y este lunes María Eugenia Bielsa sostuvo que la medida inicial es un “escándalo”.

“En vez de resolver los problemas que tenemos en la provincia, récord en desempleo y criminalidad, el Gobierno sólo piensa en ingresar a su gente a instituciones claves para la seguridad ciudadana”, manifestó la precandidata de Encuentro por Santa Fe.

Como aspirante a suceder a Miguel Lifschitz al frente de la Casa Gris, la arquitecta planteó que es necesario “derogar” la resolución y que además “se debería abrir una investigación a fondo sobre estas designaciones a dedo y sin concurso“.

Con la mira puesta en el titular del Ejecutivo y su posible rival en las elecciones, el diputado provincial Antonio Bonfatti, la dirigente consideró que los nombramientos benefician a “parientes y amigos” de la administración socialista. La crítica surgió a partir de un primer comunicado en el que el MPA había defendido la incorporación como un traspaso acorde a la normativa provincial.






Comentarios