Un hombre llamó al 911 para avisar que había asesinado a su mujer. Al llegar la policía, estaba sentado al lado del cuerpo.


A pocas horas del asesinato de Agustina Imvinkelried, otro femicidio sacudió a la provincia. Este martes un hombre asesinó brutalmente a mazazos a su mujer de 39 años. El salvaje episodio se registró en Gálvez, a 90 kilómetros de la capital provincial.

Alrededor de las 17 de este martes, la Central del Comando Radioeléctrico de la mencionada localidad recibió el llamado telefónico de un hombre, quien confesó haber matado a su mujer. Tras aportar la dirección en la que se encontraba, solicitó la presencia policial.

El sujeto quedó detenido

Al momento arribaron varios patrulleros y encontraron una escena macabra: el hombre de 50 años, identificado como J.E.T., estaba sentado junto a un charco de sangre en el que se encontraba el cuerpo de su mujer, todavía con signos vitales.

Minutos después arribó personal del Sies, que constató que la víctima había sido atacada en la cabeza con una maza, y la trasladó de urgencia al Hospital Cullen de Santa Fe. Sin embargo poco más tarde la mujer murió por un paro cardiorespiratorio.

El sujeto, todavía en estado de shock, fue trasladado a una comisaría donde no pudieron interrogarlo porque no emitió palabra, según publicó El Litoral.






Comentarios