Superó con creces el registro de 50° del martes. El Servicio Meteorológico advirtió que podrían desatarse tormentas.


La ciudad de Santa Fe está viviendo un verdadero infierno en materia de temperaturas. El martes la sensación térmica alcanzó los 50 grados, pero este miércoles superó todos los registros al alcanzar los 65,7 grados en el centro de la ciudad.

Así lo revelaron las estaciones meteorológicas municipales, que ya desde temprano avisaron que la jornada sería muy complicada. De hecho en las primeras horas de la mañana la sensación térmica ya se encontraba por encima de los 40 grados.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) advirtió que en las próximas horas podrían registrarse abundantes precipitaciones que traerían algo de alivio, con un descenso de la temperatura.

De hecho se estima que la máxima de este jueves podría descender más de 10 grados debido al ingreso de una masa de aire relativamente mas frío, alcanzando los 26 °C, según Uno de Santa Fe.






Comentarios