La decisión fue ratificada a menos de una hora del inicio del debate en los Tribunales de la capital provincial.


Después de la resolución con penas de entre 8 y 10 años de prisión para los mismos acusados en el fuero federal, este miércoles se suspendió en Santa Fe un nuevo juicio a los tres prófugos del penal de General Alvear recapturados a principios de 2016.

El debate que debía comenzar a las 7.45 en los Tribunales de la capital provincial fue cancelado sin fecha de reprogramación. A través de un escueto comunicado, el Ministerio Público de la Acusación (MPA) señaló que la decisión fue tomada en base a una comunicación de la tarde del día anterior y que los motivos eran “ajenos” al organismo que integra la Fiscalía.

Tanto Christian y Martín Lanatta como Víctor Schillaci habían asistido horas antes por videoconferencia a la lectura de la sentencia por delitos contra personal de Gendarmería Nacional durante su huida en territorio provincial. La modalidad había sido utilizada a lo largo de todo el proceso para evitar traslados desde el penal federal de Ezeiza, pero este miércoles no se encontraba disponible la sala para establecer la comunicación correspondiente.

Las autoridades judiciales indicaron que “por el momento, no fue reprogramado el inicio del debate” que tiene al fiscal Estanislao Giavedoni como el encargado de solicitar penas de 15 años de prisión para los autores del triple crimen de General Rodríguez. A su vez, el tribunal designado estaba conformado por los jueces Eduardo Pocoví (presidente), Héctor Candioti y Sandra Valenti.

Con la asistencia del defensor público Leandro Miró, el trío deberá responder  por una serie de delitos posteriores a su enfrentamiento con fuerzas federales. El primero de ellos ocurrió el jueves 7 de enero de 2016, cuando secuestraron a un ingeniero agrónomo y le robaron su camioneta junto con otros efectos personales.

Dos días después, la banda ingresó en forma violenta a una vivienda rural de Campo del Medio, en el departamento Garay, y allí robaron otro vehículo que pertenecía al matrimonio dueño de la casa. En el último episodio registrado el lunes 11 de enero, Christian Lanatta y Schillaci son apuntados como quienes redujeron al sereno del molino arrocero Spalleti ubicado sobre la Ruta Provincial 1 en Cayastá. Para entonces, Martín Lanatta ya había sido capturado.






Comentarios