El gobernador planteó reparos sobre el alcance de la medida que impulsa la CGT junto al Ejecutivo nacional.


Después de las quejas de pymes santafesinas y las advertencias que hicieron sus funcionarios sobre la implementación de un bono de fin de año para el sector privado, Miguel Lifschitz consideró que se trata de “un anuncio bastante irresponsable” por parte de la CGT y el Gobierno nacional.

No está claro a quién le corresponde. No se aplica al sector público y mucho menos en Santa Fe donde tenemos cláusula gatillo“, opinó el mandatario a la hora de ratificar la postura de la Casa Gris sobre la iniciativa que apunta a compensar la pérdida de poder adquisitivo registrada este año.

El dirigente socialista recordó que la actualización de haberes para personal de la administración provincial es automática y remunerativa, por lo que no cree necesario aplicar un pago de ese tipo dentro del esquema acordado en la última paritaria.

Por otra parte, el ex intendente rosarino confirmó que la Casa Gris está terminando de elaborar el Presupuesto 2019 y que lo enviará a la Legislatura la semana próxima. En cuanto a la previsión de una inflación anual del 34,8% que figura en el proyecto nacional, sostuvo: “Ya hemos tenido una diferencia enorme entre lo estimado y la realidad, pero es el único valor que podemos tomar como referencia”.

En lo que respecta a los aumentos de tarifas en la bota, Lifschitz señaló que la propuesta de una suba del 60% en el agua es “razonable”. Al margen de este tema, reiteró en un reportaje con LT8 que su administración mantendrá como prioridad los recursos para obra pública, salud, educación y seguridad.






Comentarios