Un magistrado resolvió que el hombre sea trasladado a una clínica de rehabilitación de drogas.


Un médico santafesino acusado de abusar a una mujer que conoció por Tinder finalmente saldrá de la cárcel de Las Flores, donde permanecía privado de su libertad, y será trasladado a una clínica de rehabilitación de drogas. La resolución fue tomada por el juez Jorge Patrizi.

El profesional, identificado como Pablo Javier N, permanecía recluido desde el pasado 12 de abril cuando el juez penal Sergio Carraro ordenó que quede en prisión preventiva. En su momento, la defensa del imputado, a cargo de Miguel y Francisco Ortiz de Rozas, solicitaron al magistrado que el lugar de detención sea un instituto de rehabilitación de drogas.

Finalmente, cinco meses después el juez Patrizi hizo lugar al pedido de la defensa y determinó una morigeración a la prisión preventiva y por ello ordenó que sea trasladado desde la cárcel hacia el Instituto Minesotta (con sede en Buenos Aires), donde quedará internado.

El juez también resolvió que una vez al mes el imputado deberá informar su situación a las autoridades judiciales.

Vale destacar que Juan Pablo N y la víctima se conocieron a través de Tinder. Mediante algunos mensajes pautaron encontrarse en un bar de la peatonal santafesina donde tomaron una cervezas.

Horas después, ambos fueron hasta la vivienda donde residía el imputado donde continuaron consumiendo bebidas alcohólicas.

Según la Fiscalía, el médico “le suministró medicación para que la mujer se durmiera y una vez que la víctima estuvo en estado de inconsciencia y no podía decidir libremente sobre su cuerpo, el acusado aprovechó para concretar la agresión sexual”.

“Una vez que la víctima estuvo en estado de inconsciencia y no podía decidir libremente sobre su cuerpo, el hombre aprovechó esta circunstancia para concretar la agresión sexual”, agregó el fiscal Fontana.




Comentarios