Sus defensores aseguraron que tiene problemas de adicción, por lo que solicitaron que se lo interne, pero el juez ordenó que continúe la medida cautelar.


La Justicia ordenó que Pablo Javier Nadalich, acusado de suministrar sedantes a una mujer para luego abusar de ella en Santa Fe, continúe tras las rejas pese al pedido de su defensa para que sea internado aduciendo problemas con las drogas.

El médico de 33 años, es investigado como autor del delito de abuso sexual con acceso carnal. La imputación delictiva fue realizada por el fiscal Marcelo Fontana en una audiencia llevada a cabo el pasado 10 de abril. Por su parte, dos días después, el juez Carraro ordenó la prisión preventiva.

Los abogados defensores del acusado solicitaron la morigeración de la medida cautelar, motivo por el cual se llevó a cabo esta audiencia. “Argumentaron que el imputado tiene problemas de adicción a las drogas y que el Servicio Penitenciario no garantiza la realización del tratamiento de rehabilitación que necesita”, precisó el fiscal.

“Pidieron al magistrado que el imputado continúe en prisión preventiva, pero internado en un instituto dedicado al tratamiento de adicciones, ubicado en Buenos Aires”, agregó.

“Desde la Fiscalía sostuvimos que aún no se pudo corroborar si efectivamente el imputado tiene una enfermedad relacionada con el consumo de drogas. Además, manifestamos que tampoco sabemos fehacientemente si la institución que se propone como lugar de internación, tiene las condiciones necesarias para garantizar la prisión preventiva del hombre investigado”, argumentó.

El ilícito que se investiga ocurrió entre las últimas horas del viernes 6 y las 2.30 de la madrugada del sábado 7 de abril de este año. Víctima y victimario al parecer habían consensuado fumar marihuana y tomar alcohol tras conocerse en Tinder y se encontraron en un bar antes de concurrir al departamento donde se produjo la presunta agresión.​

El funcionario del Ministerio Público de la Acusación (MPA) sostuvo que Nadalich “le suministró algún tipo de medicación que impidió que ella pueda consentir libremente el acto”.

El delito fue cometido en la vivienda del hombre ubicada en la zona céntrica de la ciudad, inmueble en la que estaba junto a la víctima”, añadió.




Comentarios