Las lluvias registradas desde la tarde del lunes en la ciudad de Santa Fe y una gran parte de esa provincia se dio junto con períodos de fuertes vientos. Así se registraron caídas de árboles y postes de la red de energía eléctrica, por lo que el servicio seguía interrumpido en varias zonas a la mañana siguiente.

A su vez, la Empresa Provincial de la Energía (EPE) indicó que estuvo fuera de servicio la Estación Transformadora Oeste y se preveía que las cuadrillas trabajaran durante el resto del martes para "reparar los daños en la infraestructura eléctrica urbana y rural como consecuencia del temporal".

Pese a que los registros pluviométricos no mostraron marcas excepcionales, el viento llegó a alcanzar 63 kilómetros por hora y hubo también voladuras de techos. En las calles, mientras tanto, se observaban numerosas ramas caídas en varios sectores.

La Municipalidad informó que hasta las 8 se habían acumulado 26 milímetros de agua en inmediaciones de la Terminal de Ómnibus, 44 en el centro, 45 en Alto Verde y 18 en la zona norte, donde se ubica el Centro de Integración Comunitaria sobre la avenida Facundo Zuviría.

El Ejecutivo recibió 59 reclamos, en su mayoría por árboles y ramas caídas (34 en total), postes y cables caídos (17); también por limpieza de desagües y por personas en situación de calle.

Varias cuadrillas de trabajadores pusieron manos a la obra durante los operativos para reacondicionar el espacio público. Además del alumbrado público y el mantenimiento vial se procedió a despejar las bocas de tormenta.