La resolución afecta a quienes tienen menores a su cargo mientras no se reanuden las clases presenciales.


En paralelo con el aumento de los test de coronavirus, Santa Fe registró este martes una nueva cifra récord de casos nuevos. Ante la altísima demanda para la atención de pacientes, el Gobierno dispuso suspender las licencias otorgadas a parte del personal sanitario en el inicio de la pandemia con el objetivo de sumar trabajadores disponibles.

La resolución dictada este martes exceptúa de justificar inasistencias a quienes tienen menores a su cargo en el hogar mientras se mantiene la modalidad de clases a distancia en las escuelas. Dentro de ese grupo, sin embargo, se mantiene este beneficio en el caso de personas con niños, niñas o adolescentes en nivel inicial o primario.

El Ministerio de Salud resolvió así echar mano a otros recursos humanos dentro del sector público debido a aceleración de los contagios por COVID-19 y el incremento de las internaciones en todo el sistema. No obstante, se mantienen las licencias para población de riesgo, como en el caso de quienes tienen comorbilidades.

Por otra parte, la directivas del Ejecutivo santafesino también contemplan como una situación excepcional la de aquellos hogares donde todos los adultos responsables trabajen en el sistema sanitario. En ese caso pretenden garantizar la presencia de al menos una persona en la vivienda.




Comentarios