Un video del depósito de una cervecería se viralizó este jueves y obligó a una reconocida empresa del rubro a confirmar el descarte de cientos de barriles debido a la cuarentena. La compañía aclaró que la producción ya no era apta para consumo, pero la noticia no dejó de tener gran repercusión entre los amantes de la bebida.

A la hora de explicar el procedimiento, voceros de la fábrica indicaron que el derrame responde a una política de calidad porque "no se pasteuriza" al envasar para esa marca. Dado que la pandemia hizo imposible sostener el circuito habitual de distribución bares y restaurantes, se superó el tiempo máximo para su conservación.

El gerente de Asuntos Corporativos de Cervecería Santa Fe, Juan Pablo Barrale, dio fe de que las imágenes son reales pero eran confidenciales. Ante la consulta de LT10, agregó que la marca más popular en la capital se almacena y se reparte sin que se corte la cadena de frío, pero no puede estar más de 30 días guardada.

Pasados más de 80 días sin clientes en las mesas de bares y restaurantes, la expectativa en la ciudad se activó a la espera del decreto provincial para reabrir los locales con capacidad reducida. De su parte, en la empresa remarcan que los ingresos procedentes de esa actividad rondan el 20% del total de las ventas.