Habilitaron tres hospitales de la provincia para recibir donaciones de personas contagiadas que recibieron el alta.


El Ministerio de Salud de Santa Fe fue convocado a participar dentro del protocolo de investigación correspondiente al ensayo clínico nacional para evaluar seguridad y eficacia en el uso de plasma de enfermos por COVID-19 luego de alcanzar una semana consecutiva sin casos nuevos de coronavirus.

“El plan de trabajo se articula con la Dirección de Epidemiología para la selección y seguimiento de pacientes recuperados, quienes serán convocados a donar por aféresis“, explicó este miércoles la coordinadora de Hemoterapia del Centro Único de Donación, Ablación e Implante de Órganos (Cudaio) de la provincia, Andrea Acosta.

Para realizar las extracciones designaron tres establecimientos: el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) de Rosario, el Iturraspe de Santa Fe y el Eva Perón de Granadero Baigorria.

La cartera sanitaria indicó en un comunicado que el Cudaio tendrá, entre otras responsabilidades, la obtención del plasma, su procesamiento y el resguardo en el Centro Regional de Hemoterapia de Rosario, desde donde se distribuirá y se realizará un seguimiento con hemovigilancia.

Las autoridades provinciales recordaron que el proyecto se refiere a la etapa inicial de pacientes con COVID-19 internados y que aún no está todavía en terapia intensiva. En esos casos el objetivo es determinar cómo el plasma evita la progresión de la patología respiratoria.

El plan estratégico para regular el uso terapéutico de plasma de pacientes convalecientes del nuevo coronavirus se creó el mes pasado a través de la resolución 783 del Ejecutivo nacional.




Comentarios