Se llamaba Claudio Pascual Gómez y tenía 40 años. Fue asesinado por múltiples heridas de arma blanca.


Un interno de la cárcel de Coronda que estaba próximo a recuperar su libertad fue asesinado y otro resultó herido en un ataque con armas blancas cometido por otros presos del mismo pabellón, informaron voceros policiales.

El preso asesinado fue identificado como Claudio Pascual Gómez, de 40 años, quien murió como consecuencia de múltiples heridas de arma blanca, en tanto su compañero de celda, de quien no trascendieron datos, se encontraba internado en observación en el hospital José María Cullen de la capital santafesina.

Las fuentes señalaron que este martes alrededor de las 16, Gómez y su compañero fueron atacados con “chuzas” -armas blancas de fabricación casera- en una celda que compartían en el pabellón 11 del penal de Coronda.

Las mismas fuentes dijeron que Gómez estaba en el tramo final de su condena y que ya gozaba de salidas transitorias.

Respecto del otro recluso atacado, permanecía internado en observación y sin peligro de muerte en la sala penitenciaria del hospital Cullen tras haber recibido curaciones.

El caso es investigado por el fiscal de Homicidios en turno del Ministerio Público de la Acusación, Marcelo Nessier, quien ordenó peritajes en el lugar del crimen y la realización de la correspondiente autopsia.




Comentarios