La protesta se debea demoras en causas judiciales y también reclaman mejores condiciones de alojamiento.


Alrededor de 200 internos de la cárcel de Las Flores pusieron en marcha una huelga de hambre este miércoles para pedir mayor celeridad en sus causas judiciales y mejores condiciones de detención.

La medida de protesta se inició en el pabellón número 4 pero luego se fueron sumando detenidos de otros sectores, como el pabellón 7, por lo que el número de reclusos involucrados se incrementó con el correr de las horas.

La titular del Servicio Público Provincial de Defensa Penal santefesino, Jaquelina Balangione, señaló que los internos comunicaron sus demandas y apuntaron en especial en relación a los atrasos en Tribunales, demoras en los turnos con médicos especialistas, problemas de infraestructura por filtraciones de lluvia y demoras al acceso a las salidas transitorias.

“Tenemos mucho diálogo con presos y sus familiares. Hacemos mucha gestión y tratamos de contenerlos. Creo que da resultado. Ellos al ver que alguien los escucha, se calman mucho y evitamos hechos de violencia” explicó la exjueza a la radio Brigadier López y otras emisoras de la provincia.

La funcionario agregó que un equipo del organismo a su cargo “va a tomar contacto con los internos y mediar con las autoridades” del Servicio Penitenciario santafesino.

En la Unidad Penitenciaria 2 hay un total de 1.184 detenidos, de las cuales el 45% están procesados y el restante 55% condenados, precisó Balangione.




Comentarios