Ordenaron la prisión preventiva para el hombre de 67 años, líder de la congregación Pueblo de Dios.


El religioso imputado por delitos contra la integridad sexual en perjuicio de seis víctimas menores de edad quedará tras las rejas mientras avanza la investigación.

La orden fue dispuesta por el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Héctor Gabriel Candioti, en una audiencia de medidas cautelares realizada este martes en los tribunales de la capital provincial ante el pedido de las fiscales Alejandra Del Río Ayala y María Celeste Minniti.

La mismas funcionarias del Ministerio Publico de la Acusación (MPA) lo habían imputado al hombre de 67 años por abuso sexual con acceso carnal en perjuicio de tres de las víctimas; abuso sexual simple reiterado contra dos menores; y abuso sexual gravemente ultrajante en un caso. Todos los delitos calificados por ser ministro de culto.

También se lo acusó en relación a cuatro de los hechos por promoción a la corrupción de menores agravada (en dos casos por amenazas, en otro por abuso de autoridad y en el tercero por violencia). Todos los hechos fueron endilgados en concurso real.

Los abusos que investigamos fueron cometidos en reiteradas oportunidades entre 2015 y 2017 en perjuicio de seis niñas y adolescentes, todas menores de edad al momento de sufrir las agresiones sexuales”, precisaron las fiscales.

Luego de la audiencia, las funcionarias del MPA informaron:  “Si bien la imputación que realizamos es por delitos en perjuicio de seis menores de edad, de la misma investigación surgieron otras victimas y ayer ya se tomaron algunos testimonios que iremos añadiendo a medida que vayamos avanzando en la causa”. También aclaró que “hay algunas de ellas que siguen siendo menores de edad, de manera que las escucharemos en Cámara Gessel”.




Comentarios