Con el 8,15% de representación en el padrón electoral nacional, Santa Fe es un distrito clave para definir al ganador de las elecciones presidenciales. Y por eso los principales candidatos hicieron especial foco con varias presencias en la provincia. Tras el cierre de los comicios, comenzó el recuento de votos y Mauricio Macri apareció como el ganador a la hora de los primeros resultados provisorios.

Escrutadas más del 99% de las mesas de la provincia, Juntos por el Cambio cosechó el 43,50 por ciento de los votos. Esto representa una ventaja de casi un punto sobre el peronismo y sus aliados, mientras que Consenso Federal reunía el 8,97% en un lejano tercer lugar.

Los números anticipaban un crecimiento casi nulo del Frente de Todos en relación al total de sufragios obtenidos en agosto, mientras que la fórmula de Roberto Lavagna directamente retrocedía en cuanto a la cantidad de electores que apoyaron su lista.

En las elecciones internas Alberto Fernández (43,67%) le sacó algo más de diez puntos al oficialismo. El ex ministro de Economía se había quedado con un 12,17% con el apoyo del gobernador Miguel Lifschitz.

Fernández fue recibido en varias ocasiones por el gobernador electo, Omar Perotti, la última de ellas en un Foro de Intendentes Justicialistas que tuvo lugar en el Salón Metropolitano del Alto Rosario.

Durante su campaña prometió que en caso de ser electo presidente pagará la deuda contraída por Nación con la Provincia en concepto de retención indebida de fondos por coparticipación. Además firmó una serie de convenios con importantes obras de infraestructura.

Por su parte Macri reunió a una enorme cantidad de gente en la Marcha del Millón que pasó por Rosario, más precisamente por el Parque España. "Ya vine 30 veces a Santa Fe y es una alegría enorme estar en una zona tan productiva. Fueron muchos años del dedito y del atril, y no queremos volver atrás", señaló el presidente durante el acto.