El menor de cuatro años permanece internado en el hospital Alassia desde el domingo a la tarde.


El estado de salud del pequeño de cuatro años que fue alcanzado por una bala perdida en el barrio San Agustín II mejora. En las últimas horas se despertó y ya respira por sus propios medios.

Según informó a Uno Santa Fe Osvaldo González Carrillo, director médico del nosocomio, el nene “sigue en terapia intensiva pero estable. Se le retiró la asistencia mecánica respiratoria y abrió los ojos”.

Carrillo destacó que el menor aún debe esperar entre tres y seis días más en el efector para poder observar mejoras en su estado de salud.

Vale recordar que el nene fue baleado el último domingo cuando jugaba en el patio de su casa, en el marco de los festejos por el clásico santafesino. Su madre lo trasladó al hospital Mira y López y luego al hospital de Niños Orlando Alassia, donde permanece internado.




Comentarios