Nadia Sopérez fue imputada por violación de secreto tras publicar fotos, comentarios agresivos y videos en Facebook.


La Justicia santafesina revocó este domingo la orden de arresto domiciliario para la exjefa del Comando Radioeléctrico de la Costa, quien forma parte de un grupo de 10 policías investigados por robos, torturas y allanamientos ilegales. La Fiscalía sumó nuevas pruebas contra Nadia Lucrecia Sopérez, a quien ya le imputaron 41 delitos.

En la presentación del último fin de semana, el Ministerio Público de la Acusación (MPA) reveló que la uniformada utilizó tres cuentas de Facebook para publicar amenazas y también información oficial que constituye violación de secreto. Parte del material fue registrado en 2017 y retrata a un joven que por entonces era menor de edad y estuvo detenido en la Subcomisaría 4° de Rincón.

Los fiscales Ezequiel Hernández y Mariela Jiménez detallaron que los nuevos hechos que se incorporan a la causa tuvieron lugar el lunes 19 de agosto y el 12 de septiembre, mientras la acusada cumplía prisión domiciliaria. Además de cargar las imágenes antes mencionadas, a Sopérez le atribuyen escribir comentarios agresivos y amedrentadores sobre el muchacho.

Según la hipótesis de los funcionarios, el escrache no terminó allí. En la red social también hallaron un video del supuesto ladrón in fraganti, fotos de los elementos secuestrados, la ropa y de las zapatillas del imputado, su planilla prontuarial y el acta de retiro que forma parte del sumario de la seccional donde la mujer prestaba servicio en ese momento.

Luego del allanamiento solicitado por el MPA en la vivienda particular de la exjefa policial en Rincón, el juez Héctor Gabriel Candioti hizo lugar al pedido de prisión preventiva efectiva para la uniformada que prestaba servicios en la órbita de la Unidad Regional I. La megacausa de la que forma parte como acusada ya tiene a un excolega condenado, quien acordó una pena de 5 años de prisión en un juicio abreviado referido a 39 delitos.




Comentarios