La querella busca mensajes que avalen su teoría de que el homicidio está vinculado a un caso de abuso cuya víctima sería una alumna.


El intento por desbloquear el celular de Vanesa Castillo, la maestra asesinada en 2018 en la puerta de una escuela santafesina,  se vio frustrado nuevamente.

La pericia es la tercera que se realiza desde el crimen de la docente, esta vez a cargo de la Policía Judicial del Ministerio Público Fiscal de Capital Federal al no poder lograrlo la Policía de Investigaciones santafesina y la Gendarmería.

La familia de la víctima solicitó la desencriptación del aparato para acceder a mensajes que Castillo tendría vinculados al abuso de una alumna, lo cual creen que habría motivado el homicidio.

La querella desde el inicio de la causa ha planteado que el imputado Ramón Cano fue el “brazo ejecutor” y actuó por orden de un tercero. Este hombre le asestó al menos 13 puñaladas a la víctima a la salida de la escuela Victoriano Montes en Alto Verde el 15 de febrero de 2018.




Comentarios