La nena tiene siete años y fue diagnosticada con glaucoma y cataratas hereditarias y pese a no poder ver bien lo que más le gusta es pintar.


Alumnos de una escuela de Las Petacas, un pueblo santafesino del departamento San Martín, fabricaron lápices con diferentes aromas para que una nena con dificultad visual pudiera reconocer los colores.

La creativa iniciativa fue emprendida en la Escuela Media N°337 Brigadier Estanislao López y la destinataria del proyecto fue Catalina. La niña de siete años fue diagnosticada con glaucoma y cataratas hereditarias y pese a no poder ver bien lo que más le gusta es pintar.

Para ella “El aroma de los colores” representó un cambio sustancial en su manera de relacionarse con su hobbie. Con minas donadas por el pueblo y papel de diario sus compañeros hicieron una docena de lápices a los que les colocaron esencias con olores que representaran cada color según la nena.

“El aroma de los colores”, una iniciativa que le cambió la vida a Catalina. (Cadena 3)

Así, asociaron el rosa con el olor del chicle, el amarillo con la pera, el marrón claro con almendras y el negro con chocolate. “Nos imaginábamos que el rojo sería con la frutilla pero lo asoció con la manzana. Su mamá nos contó que es porque ella come mucha manzana. Ella lo asocia con su vida cotidiana”, dijo a Cadena 3 Isaías Giulliani, uno de los alumnos que participó del proyecto.

Lo hicimos para ayudarla a ella porque le gusta mucho pintar y queríamos incluir y facilitar su trabajo. Le regalamos una caja a ella y estaría bueno que otros lo hagan para que ayuden a otros chicos”, expresó Valentín Ortega, otro de los alumnos.




Comentarios