"Queremos la parte que nos corresponde", señalaron sobre los recursos coparticipables para la emergencia alimentaria.


Tras la media sanción del proyecto sobre emergencia alimentaria en el Congreso, el ministro Jorge Álvarez reclamó este martes que la inversión para ayudar a los sectores más pobres “realmente aumente en forma federal” y relativizó el impacto de las medidas que analiza el Senado.

“Lo importante es que el Gobierno reaccione. La realidad ahora exige un mayor acompañamiento“, afirmó el titular de la cartera de Desarrollo Social de Santa Fe. En ese sentido apuntó que “históricamente” la Casa Rosada ha discriminado a la región a la hora de transferir recursos al interior.

El funcionario subrayó que la falta de fondos del Ejecutivo nacional es lo que frena la actualización de la Tarjeta Única de Ciudadanía (TUC), uno de los reclamos centrales de organizaciones sociales en Rosario y otras grandes ciudades santafesinas. Sobre dicha herramienta recordó que el convenio implica un financiamiento en partes iguales desde ambos niveles del Estado y no descartaba “una recomposición si hay una mayor transferencia” a partir de la aprobación en la Cámara alta.

Álvarez se quejó de los privilegios que tienen tanto Buenos Aires como Capital Federal a la hora del reparto de recursos y afirmó: “Queremos que nos toque la parte que nos corresponde y no se acote a un par de provincias”. En este sentido extendió la crítica más allá de la administración de Cambiemos y señaló que la Casa Gris tampoco tuvo el acompañamiento necesario durante el segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner.




Comentarios