Los investigadores sospechan que al joven lo mató un adolescente celoso de su expareja.


La Fiscalía de Santa Fe confirmó este domingo que pedirá 20 años de prisión para uno de los acusados por el homicidio de Augusto Paulón. El imputado es el primo del presunto autor material, quien supuestamente disparó porque había recibido una foto de su exnovia junto a la víctima.

Mientras la situación del principal sospechoso está en manos de la Justicia de Menores, el Ministerio Público de la Acusación (MPA) planteó que el segundo implicado fue partícipe necesario del crimen cometido la noche del 19 de abril de 2018.

La fiscal Cristina Ferraro afirmó que el muchacho de 20 años identificado por sus iniciales como N. A. A. V. fue quien llevó al supuesto tirador a la plazoleta donde más tarde balearían a Paulón para asegurarse de que estaba allí. Una vez que se hicieron del arma homicida en la casa del chico que por entonces tenía 17 años, ambos regresaron al lugar. “Lo esperó a escasos metros mientras disparaba y finalmente escaparon en moto”, detalló la funcionaria.

La funcionaria insistió en que el asesinato “fue sólo por celos“. En cuanto al encuadre legal para penar la conducta del cómplice, destacó “el peligro causado a las otras personas que estaban próximas” al joven fallecido, así como “las características sorpresivas del ataque y el estado de indefensión” de la víctima. Formalmente la acusación se refirió entonces al delito de homicidio doblemente calificado por el empleo de arma de fuego y por la intervención de un menor de 18 años.




Comentarios