Desde el gremio advierten que la Municipalidad lleva meses de atraso en el pago a las empresas prestadoras.


Unos 130 trabajadores de la empresa que recolecta residuos y realiza el barrido de calles en la ciudad de Santa Fe realizaban este jueves un paro de actividades para reclamar el pago de salarios de agosto, por lo cual las autoridades solicitaron a los vecinos que no saquen a la calle la basura.

Se trata de los trabajadores de la empresa Cliba, que anunciaron que no realizarán la recolección diurna debido a la mora.

Gustavo Almada, delegado gremial de Cliba, señaló que los empleados de la firma cobran sus haberes el cuarto día hábil de cada mes y avisó que sus compañeros no saldrán a trabajar “hasta tanto no estén depositados los salarios, como corresponde”.

Además, restaba saber la actitud a tomar por los trabajadores del turno tarde, que se inicia a las 13.30.

Voceros gremiales indicaron que las privadas que prestan el servicio de recolección de residuos (la otra es Urbafé) aducen atrasos entre cinco y seis meses por parte de la Municipalidad de Santa Fe.

En ese sentido, hace unos días ingresó al Concejo Municipal un pedido de informes del edil del Frente Progresista Cívico y Social, Leandro González, que interroga al municipio sobre la situación de deudas del municipio con las empresas.

González dijo a la prensa que en el Presupuesto 2019 se destinaron 982 millones de pesos para las firmas que realizan ese trabajo, un monto que consideró “bastante elevado” y señaló que los gremios hablan de una deuda que ronda los 200 millones de pesos.





Comentarios