La fiscal del caso confirmó que intervendrá la Justicia federal por el hallazgo de material estupefaciente.


La mañana después del estremecedor triple homicidio registrado en barrio Guadalupe Oeste, uno de los vecinos del pasillo donde encontraron a las víctimas afirmó que allí se vendía droga desde “hace años” y que veían esa actividad “diariamente”.

Aunque evitó hacer pública la hipótesis de un crimen vinculado al narcotráfico, la fiscal Ana Laura Gioria ratificó que dentro de la casa encontraron estupefacientes y por eso solicitó la intervención de la Justicia federal. Además de ratificar que todas las personas asesinadas habían sido baleadas en la cabeza, detalló que constataron “por lo menos seis disparos”.

Los cuerpos de Pablo Daniel Lezcano, de 46 años, Darío Alfredo Ibañez (43) y Luis Martín (60) fueron retirados al amanecer y la funcionaria del Ministerio Público de la Acusación (MPA) esperaba la autopsia en la morgue judicial para avanzar en la pesquisa. A esto se sumará un relevamiento de cámaras de seguridad en torno al pasillo ubicado sobre Risso al 1600 para esclarecer el caso.

Un hombre que vive en el lugar se mostró convencido de que la casa era un sitio habitual para compradores de drogas ilegales. “No sabíamos por qué la policía no actuaba; estaba a la vista de toda la gente”, comentó ante la consulta de LT10.





Comentarios