El santafesino que integra la selección de vóley contó cómo se convirtió en el primer jugador en salir del clóset.


Consgrado como parte del plantel que consiguió el primer puesto en los Juegos Panamericanos de Lima, Facundo Imhoff afirmó este jueves que ser hay “es noticia porque sigue siendo un tema tabú”. Como el primer jugador de vóley que hizo público que era gay, destacó que “naturalmente se fue aceptando” y que su rendimiento mejoró de inmediato cuando tomó la decisión.

“Esto sucedió hace más de 7 años. Me estaba mintiendo y tenía un desgaste de energía muy grande, me lesionaba todo el tiempo”, recordó el santafesino sobre su primera temporada como profesional en Lomas de Zamora. De esta manera aclaró que su caso no es novedoso dentro de este deporte, pero la cuestión cobró relevancia a partir de la conquista de la medalla en Perú.

El central nacido en Franck dijo en un reportaje con LT9 que aún hay jugadores que “no se animan a salir del clóset y vivirlo naturalmente” y consideró que “hay que hablarlo”. A título personal explicó: “Necesité decirlo para sacarme esa mochila. Tomé la decisión por mí sin pensar mucho en las consecuencias”.

A punto de iniciar su segundo cíclo en Bolívar, el jugador reconoció que no eran candidatos a ganar en los Panamericanos, ya que las principales figuras del seleccionado fueron a China a disputar la clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio. “Recién ahora bajamos un par de cambios y empezamos a ver todo lo que significa”, comentó sobre la actuación argentina en Lima.





Comentarios