Según el padre de la víctima, el muchacho ya había tenido inconvenientes con el empleado de seguridad tiempo atrás.


Un joven de 22 años fue brutalmente golpeado por un patovica en un boliche santafesino en pleno festejo del Día del Amigo.

Fuentes policiales indicaron que el episodio ocurrió este domingo a las 5 de la mañana. La víctima, identificada como Ezequiel, asistió a un boliche ubicado en la Ruta Nacional 168 junto a algunos amigos.

Por circunstancias que aún se investigan, el muchacho tuvo un encontronazo con uno de los empleados de seguridad del lugar y luego recibió un feroz golpiza.

Ezequiel, joven golpeado en un boliche santafesino. (Aire de Santa Fe)

Uno de los momentos más fuertes fue cuando el muchacho se pelea en el ingreso al local nocturno y luego queda tirado en el piso y nadie lo asiste, ni se preocupa por saber si está bien.

En diálogo con Aire de Santa Fe, el muchacho precisó: “Yo estaba en el baño mientras mis amigos me esperaban en la puerta. Cuando salí este hombre me preguntó qué me pasaba, me empezó a empujar y me llevó hasta la puerta del boliche”.

Según la víctima, él le pidió retornar al lugar porque estaba con sus amigos pero el hombre le dio un golpe en la boca. “Después me fui para atrás y vi que sacó un elemento contundente. Me pegó con eso en la nariz, me caí y a partir de ahí no me acuerdo nada más”, contó.

Ezequiel quedó herido y luego fue auxiliado por “unas chicas y un policía que me apoyaron en auto hasta que vino mi viejo”, relató.

Ezequiel, joven golpeado en un boliche santafesino. (Aire de Santa Fe)

El muchacho comentó que no es la primera vez que tiene problemas con el patovica. Hace un tiempo, él estaba con una gorra en el boliche cuando el encargado de seguridad lo obligó a sacársela. “Como no le hice caso me agarró del cuello y me pegó”, aseguró.

Enterado de los sucedido, Hugo, padre de Ezequiel, contó que la primera vez sólo lo notificaron en la comisaría pero no pasó nada. “Cuando lo golpeó por primera vez yo fui al boliche y hablé con él en las oficinas, pero negó lo que había hecho”, recordó.

Ezequiel, joven golpeado por un patovica en un boliche santafesino. (Aire de Santa Fe)

Hugo, que trabaja hace 22 años como inspector de espectáculos, precisó que en varias ocasiones tuvo discusiones con el sujeto que golpeó a su hijo debido al violento accionar del patovica.

Según el padre de la víctima, lo que sucedió es “algo personal” y despegó al boliche de lo sucedido porque no puede incluir “a todo el personal de seguridad en la misma bolsa”.





Comentarios