El gobernador le respondió a los sectores que se manifestaron contra la fórmula presidencial de Consenso Federal.


El gobernador Miguel Lifschitz ratificó el acompañamiento a Roberto Lavagna en la campaña presidencial tras las críticas de un sector del socialismo santafesino.

El diputado Eduardo Di Pollina sostuvo a principio de esta semana que varios dirigentes del Frente Progresista “no comparten en absoluto” la fórmula de Consenso Federal.

“Así como dentro del Partido Socialista hay diferentes miradas, diferentes posiciones políticas, hasta de perfiles ideológicos distintos, también va a ocurrir lo mismo en el Frente. No pasó desapercibida la elección en la provincia de Santa Fe porque ha reconfigurado todo para el Frente Progresista. El nuevo Frente será la reconstrucción del mismo y de lo que seamos capaces de hacer, no solamente desde el socialismo, sino de todos los partido afines que queramos reconstruir un proyecto político como el que venimos llevando”, agregó el legislador.

Al respecto Lifschitz respondió: “Él estará incómodo, pero el Partido Socialista es un lugar orgánico que responde y actúa de acuerdo a las resoluciones que se toman a nivel nacional y de la junta nacional. Las cosas están claras”.

Y advirtió que ” si algún socialista díscolo quiere hacer otra cosa más allá de lo que decida el partido no cambia nada“.

Somos coherentes en el trabajo y seguimos trabajando por una alternativa que sea superadora de la grieta“, cerró.




Comentarios