La Fiscalía Federal expuso detalles del funcionamiento de la banda narco liderada por los ex policías Alejandro Druetta y Juan Delmastro, ambos procesados.


Esta semana el juez federal Marcelo bailaque procesó con prisión preventiva al ex jefe de antinarcóticos de la policía, Alejandro Druetta, y a Juan “Tiburón” Delmastro -jefe de Inteligencia de Zona Sur en la misma repartición-, al considerarlos organizadores de una estructura dedicada al narcotráfico. Ahora se conoció el modus operandi de la banda.

A ambos los acusó de los delitos de “tráfico ilícito de estupefacientes, en el carácter de organizadores, en la modalidad de comercio agravado por la intervención de más de tres personas y por su calidad de funcionarios públicos encargados de la persecución de los delitos contemplados en la ley 23.737″.

El comisario Alejandro Druetta fue detenido por narcotráfico. (@minseg)

Druetta y Delmastro -quien en abril de 2018 fue condenado a 6 años y 6 meses de prisión por encubrimiento de la narcobanda “Los Monos”- también fueron procesados por “falsedad ideológica” y “falso testimonio”, por lo que permanecerán con prisión preventiva, informó el sitio web fiscales.gob.ar.

Según la investigación conjunta del fiscal federal de Rosario, Claudio Kishimoto, y de la Procuraduría contra el Narcotráfico (Procunar), Druetta y Delmastro lideraban una banda de venta de drogas a través de Ignacio Actis Caporale, alias “Ojitos” o “Nacho”, un joven que pronto irá a juicio oral por ese delito junto a otras ocho personas, entre ellas su padre.

El ex jefe de la División de Contrainteligencia de la Policía de Investigaciones (PDI) de Santa Fe, Alejandro Druetta. (El Litoral)

La investigación se inició en 2018 como desprendimiento del expediente de Caporale y según los fiscales, los policías comercializaban drogas a través del acusado, quien a la vez les proporcionaba datos de otros vendedores para que hicieran procedimientos “positivos”.

En el dictamen señalaron que los acusados llevaban adelante “conductas de corte criminal orientadas a la realización de procedimientos de prevención, con información obtenida ilegalmente, en miras a consolidar falsamente su función policial y éxito profesional”.

Ojito Carporale.

De acuerdo a la causa, Druetta detuvo a Caporale el 5 de julio de 2007 en una plaza del centro de Rosario, cuando el entonces adolescente de 18 años vendía troqueles de LSD. Desde entonces lo puso a trabajar para él, tanto para la venta de drogas como para “marcarle” otros traficantes, a los que les sacaban el dinero y los encarcelaban, señala la acusación a la que accedió Télam.

Siempre según el dictamen, el vínculo se mantuvo hasta el 26 de septiembre de 2012 cuando la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) allanó el domicilio de “Ojito” y otros más, y secuestró cocaína, marihuana y troqueles de LSD.

Un testigo “arrepentido” declaró que “el jefe era Alejandro Druetta, era él quien entregaba la droga y decía muchas veces a quién le tenían que vender la droga”.






Comentarios