La mujer de 39 años trabajaba en centros de salud estatales y fue detenida cuando descubrieron que no tenía título.


Una mujer de 39 años acusada por ejercicio ilegal de la medicina fue imputada este miércoles en los Tribunales santafesinos por ese delito y sumó otra acusación en su contra. Además de usurpar la matrícula de otra profesional la denunciaron por provocarle quemaduras a una clienta de un centro de estética donde trabajaba hasta la semana anterior.

Luego de la audiencia que se llevó a cabo por la mañana, el fiscal Alejandro Benítez expuso que la víctima fue recibida en un local de la capital provincial y allí se sometió a un peeling. Para el tratamiento le aplicaron cremas y las mismas le dañaron el rostro, por lo que el funcionario decidió añadir la figura de lesiones leves dolosas a la investigación.

La supuesta falsa médica fue identificada por sus iniciales como NHDS luego de quedar bajo arresto en Santo Tomé. El viernes la Justicia provincial deberá resolver si continúa tras las rejas a partir de las pruebas presentadas por el Ministerio Público de la Acusación (MPA) sobre las tareas que realizaba en centros de salud del departamento Las Colonias.

“La mujer no tenía título habilitante ni autorización para ejercer el arte de curar y utilizaba una matrícula que es de otra profesional de la salud con la que coincide el nombre de pila“, explicó el encargado de la pesquisa sobre los servicios de guardia que brindó en localidades como Romang, Sarmiento, Laguna Paiva y La Pelada.

La acusada que también trabajaba como cosmetóloga quedó en la mira de la Fiscalía cuando uno de los directivos que la había contratado pidió un informe al Colegio de Médicos y comprobó la irregularidad. En conferencia de prensa, Benítez no descartó otras acciones penales contra funcionarios del área de salud si se comprueba alguna omisión en los controles, aunque de momento esa cuestión se tramita en la órbita administrativa del ministerio provincial.






Comentarios