El equipo sub 20 de Nueva Zelanda debuta ante Georgia y practicó su ya tradicional canto de guerra ante la sorpresa de todos.


Justo antes del debut este martes ante Georgia, los juveniles de los All Blacks, que disputan el Mundial de Rugby M20, hicieron el tradicional ritual maorí en terreno santafesino.

En pleno estacionamiento del hotel donde se hospedan, los “Baby Blacks”, tal cual se conoce al seleccionado sub 20 de Nueva Zelanda se puso a hacer el mítico “haka”, grito de guerra que es ejemplo de motivación y ejecutan en pleno césped justo antes del juego.

Los “Baby Blacks” forman parte de los doce equipos que disputan la copa del mundo desde este martes y hasta el 22 de junio en la capital santafesina y en Rosario.

El particular ritual fue registrado por las cámaras de algunos curiosos hospedados en el hotel a quienes les llamaba la atención el bullicio que provenía del estacionamiento del complejo.






Comentarios