La conciliación obligatoria en el conflicto paritario que mantiene la UTA con las patronales derivó en el levantamiento de la medida de fuerza prevista para este martes.


La desactivación del paro que estaba previsto para este martes a partir de la conciliación obligatoria entre la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y las empresas de transporte tuvo su lógico impacto en Santa Fe, cuando la filial local del gremio decidió levantar la medida de fuerza que pautaba dejar sin colectivos la ciudad.

Así la prestación del transporte urbano de pasajeros era normal en Santa Fe y en toda la provincia, tanto en los recorridos de media y larga distancia.

A través de un comunicado, el lunes la delegación local había informado que tomaba la decisión de acoplarse al paro que anticipaba un gran impacto negativo en las provincias ante el planteo de una urgente recomposición salarial para todos los trabajadores del interior del país.

Lo cierto es que el dictamen de conciliación obligatoria que tiene alcance nacional temrinó desarticulando las protestas, para habilitar una instancia de dialgo.






Comentarios