Cada vez es más común que las ventas pactadas por redes sociales terminen en robo y no hay sitio en la provincia que pueda quedar exento de esta problemática.

En General Alvear un adolescente de 16 años fue detenido y pasó a la Comisaría del Menor por asaltar a punta de pistola a dos jóvenes de 14 y 15 años para robarles unos celulares.

El encuentro entre las víctimas que pretendían vender un celular y el asaltante surgió en las redes sociales ya que supuestamente iban a concretar el negocio cuando se vieron las caras.

El menor de 14 años publicó el sábado pasado en las redes sociales que vendía un celular y de inmediato apareció un interesado aunque en el distrito de Bowen.

Ambos pactaron encontrarse en el centro de Bowen ya que el supuesto comprador no podía viajar hasta Alvear.

De acuerdo al información policial, el menor viajó al distrito del este alvearense acompañado de un amigo de 15 años.

Una vez en el lugar acordado se encontraron con el supuesto cliente, que también llegó con un amigo.

Todo parecía ir de maravillas, sin embargo a la hora de tener que concretar el negocio, el adolescente de 16 años que supuestamente compraría el teléfono, en vez de meter la mano al bolsillo para sacar el dinero, mostró un arma de fuego, encañonó a los jovencitos y los obligó a entregar el celular ofrecido por internet más un segundo aparato que había llevado la víctima.

Una vez que ingresó la denuncia a la Comisaría 46, comenzaron en la búsqueda del delincuente y al cabo de dos allanamientos dieron con el joven asaltante y quedó detenido.

En la tarde del martes por orden de la fiscalía, el adolescente de 16 años fue trasladado a la Comisaría del Menor en San Rafael donde continuará detenido hasta que se resuelva su situación procesal.

Mucho cuidado

Ante este hecho desde la Policía aconsejaron a la comunidad “tener máxima precaución al momento de concertar ventas a través de redes sociales, primero verificar bien el perfil del posible comprador, chequear si posee amigos conocidos a quien consultar por él, como también solicitar a un mayor que los acompañe, principalmente cuando se trata de menores de edad que son quienes realizan las publicaciones. En varias oportunidades los vendedores son víctimas de personas que se aprovechan de la situación de desconocimiento y coordinan lugares propicios para lograr el delito”, indicaron.