Ironía, puede ser, sin escrúpulos, seguramente. Una mujer de 50 años vendía drogas a unos 100 metros de una casa terapéutica del Sedronar dedicada a recuperar adictos.

La Policía allanó la vivienda en el Barrio El Sosneado, detuvo a la mujer narco y secuestró varios envoltorios de marihuana y porros entre otros artículos.

La División antinarcóticos en San Rafael inició una investigación tiempo atrás a raíz de un aviso anónimo al Fonodroga sanrafaelino (2604439669).

En una vivienda familiar en calle Los algarrobos en el barrio el Sosneado había una actividad inusitada, la dueña de casa tenía un kiosco dedicado exclusivamente a la venta de porros y marihuana compactada.

Según fuentes allegadas a la causa, el detalle particular y hasta irónico que rondó al hecho es que la venta de estupefacientes se llevaba a cabo a poco menos de una cuadra de la Casita Azul, un lugar destinado a recuperar personas con adicciones, entre ellas la droga.

El DIAT (Dispositivo integral de abordaje territorial) está a cargo del Sedronar y la Comuna de San Rafael.

En la tarde del jueves personal de Lucha contra el Narcotráfico de San Rafael allanó la vivienda y dio con la kiosquera narco de 50 años.

La Policía detuvo a la mujer y secuestró varios envoltorios de marihuana, porros listos para la venta, dinero y también artículos para el corte y fraccionamiento de la droga, entre otros elementos de interés para la causa.

La kiosquera narco fue trasladada a la dependencia policial y puesta a disposición de la justicia federal en San Rafael. Quedó imputada por comercio de estupefacientes.