Desde que se desató la ola de contagios de coronavirus en San Rafael a partir del 14 de agosto, la Municipalidad comenzó con un programa de asistencia que alcanzó a un centenar de familias que preventivamente deben permanecer aisladas.

La asistencia llega a familias en situación de vulnerabilidad, adultos mayores, personas que viven solas.

"Con los relevamientos que nos pasa el Observatorio COVID del municipio vamos haciendo entrega de módulos alimentarios y otros elementos que necesitan los vecinos", explicó la titular de la cartera de Desarrollo Social de la comuna, Mariela Langa.

Además de los comestibles se entregan pañales, artículos de limpieza, elementos de desinfección, bolsas de residuos y nylon para hacer divisiones de habitación en caso que sea necesario. En algunas ocasiones también se entregaron colchones y frazadas.

"Si bien el número de personas cambia constantemente por los dados de alta, recuperados o los casos negativos, estamos atendiendo a unas 100 familias, tanto en Ciudad como en Distritos", explicó la funcionaria.

Todo este trabajo se suma a la tarea diaria de asistencia que brinda la comuna a familias en situación de riesgo social, apoyo que se vio incrementado durante la pandemia.

"Cuando va ingresando la información desde el Hospital al Observatorio, ellos se comunican con nosotros y vamos asistiendo a las personas de acuerdo a sus necesidades".

Este es otro de los programas de asistencia que ejecuta el Municipio de San Rafael en el marco de la pandemia del coronavirus. Surgió a partir de la compleja situación de familias que no pueden abandonar sus casas por ser pacientes del virus o contactos estrechos de personas infectadas.