En dos allanamientos simultáneos en el Valle de Uco y el Sur mendocinos, la Policía encontró más de 200 videos con material pedófilo que subieron a la red.

La orden fue emitida el domingo al mediodía y ejecutada por la División Investigaciones sanrafaelina. Los procedimientos se realizaron en la siesta de ayer en Tunuyán donde identificaron a un adolescente de 17 años, mientras que en San Rafael quedó implicado un joven de 20 años.

Por el momento, el menor de edad no quedó detenido pero si fue imputado por distribución de material de abuso sexual infantil agravado, ya que todas las víctimas que aparecen en las imágenes son menores de 13 años.

La madre del adolescente también pasó a formar parte de la causa como partícipe necesario y se le tomó declaración informativa. En este caso los efectivos dieron con un solo video.

En cambio el caso descubierto en San Rafael es de mayor gravedad ya que el joven de 20 años tenía en su poder 235 videos que aparecieron en la red y con el paso delas horas, descubrieron uno más.

​El sanrafaelino, además de recibir la imputación, quedó detenido preventivamente.

Por el momento, los hechos no tendrían vinculación directa, sin embargo el fiscal Javier Giaroli pretende profundizar la investigación ya que hay una cuestión de cercanía entre ambas localidades (150 kilómetros), las edades de los implicados no es tan distante y además hay demasiadas coincidencias en cuanto al momento en que los videos aparecieron en la red.

A partir de la detección del tráfico del material pedófilo, notificaron a la organización internacional National Center of Missing and Exploted Childrens (NEMEC) con sede en Estados Unidos y desde la ONG le informaron a la justicia argentina.

El expediente llegó a manos de Javier Giaroli, que tiene competencia en todo el Sur mendocino y el Valle de Uco en causas de abuso sexual infantil además de ciberacoso y grooming, entre otros temas relacionados.

Como parte de la investigación, el fiscal pretende hacer analizar los videos para intentar identificar los rostros de los menores que aparecen en las imágenes y descartar o comprobar si hay víctimas que puedan estar relacionadas a los imputados.

Para esta pericia pidió la colaboración a la organización internacional NEMEC que cuenta con un avanzado programa de identificación facial.

El caso vuelve a poner a Mendoza y San Rafael en particular en la escenario del tráfico de material de abuso sexual infantil

En junio se conoció que un hombre de 33 años fue detenido y puesto tras las rejas por subir fotos explicitas a una red social de pedófilos.

Raúl Benavides finalmente fue sentenciado a 3 años de prisión efectiva.