Desde el municipio criticaron la decisión de cambiar la modalidad de trabajo de los policías que viajan a Mendoza.


La decisión del Ministerio de cambiar la modalidad de trabajo de los policías que viajan hacia el Gran Mendoza para prestar servicios, avivó aún más el enfrentamiento con la comuna de San Rafael.

La Dirección General de Policías dispuso que los efectivos policiales de zonas alejadas se alojen en un hotel para evitar la propagación del coronavirus.

La medida incluye a aquellos uniformados que viven más de 100 kilómetros de su lugar de trabajo para que, en vez de regresar a sus hogares, se alojen por el plazo de 10 días laborables en un hotel del distrito de Dorrego en Guaymallén. Cumplido ese plazo, el personal policial se retirará a su casa con descanso de cinco días, previo realizarse el hisopado correspondiente.

El objetivo es disminuir los traslados de los efectivos policiales para que el virus no se siga dispersando y así también resguardar el potencial humano de la fuerza policial.

El Gobierno de Mendoza no dio solución al pedido del intendente Emir Félix de no trasladar a policías a más de 200 kilómetros de sus hogares. Por el contrario, a través de una disposición del Ministerio de Seguridad, seguirán trabajando en el norte y no podrán volver a sus casas por un período de 10 días”, reza parte del comunicado que difundieron desde el municipio.

A mediados de julio el Intendente sanrafaelino Emir Félix, le pidió al Ministerio de Seguridad que los policías oriundos de San Rafael cumplan sus funciones en la Zona Sur.

Ahora que se conoció la nueva medida dispuesta por el ministerio que conduce Raúl Levrino, desde la comuna redoblaron la apuesta.

Después de asegurar que el Ejecutivo desoyó el pedido de San Rafael, los policías “seguirán trabajando en el norte y no podrán volver a sus casas por un período de 10 días. Eso afecta el franco de servicio de los agentes y su convivencia familiar. Es que antes trabajaban 24 horas por 48 de descanso. De esa forma se ve alterada la cantidad de días de trabajo en relación a la de descanso”, criticaron.

“En definitiva, finaliza el comunicado, la posibilidad y necesidad de que policías del Sur trabajen en el Sur, sigue lejos de concretarse”.




Comentarios