Los ladrones aprovecharon la soledad de la vivienda para dar el golpe. La víctima tiene 83 años.


Delincuentes se alzaron con un sustancioso botín, alrededor de un millón de pesos en dinero en efectivo y también joyas de alto valor.

El atraco se perpetró en una vivienda en Luzuriaga al 400 y fue denunciado en la mañana del lunes.

El robo lo descubrió la hija de la dueña de casa, una mujer de 83 años. Alrededor de las diez de la mañana llegó a la vivienda y se encontró con una ventana destruida y todo revuelto.

Los ladrones aprovecharon la soledad de la vivienda para buscar el botín sin apuros y una vez que reunieron varios anillos de oro entre otras alhajas de valor y dieron con el dinero, escaparon del lugar.

Para los investigadores, los delincuentes no dieron el golpe por una cuestión azarosa sino que actuaron con información precisa.

La denuncia por robo ingresó en la Comisaría Octava de San Rafael.




Comentarios