La mujer de 28 años fue detenida y enviada a la cárcel federal en Mendoza. Tenía envoltorios de marihuana y porros.


En un procedimiento de personal de Lucha Contra el Narcotráfico en Feliú al 900 de San Rafael, desbarataron un kiosco de venta de droga y detuvieron a una mujer de 28 años.

Incautaron marihuana, dinero en efectivo y artículos para cortar y fraccionar la droga.

La detenida, que es madre de dos hijos de 3 y 9 años, fue puesta a disposición de la Justicia Federal y en la jornada de ayer la trasladaron a la cárcel federal en Mendoza.

Fuentes allegadas a la causa confiaron que la madre narco estaba completamente fuera del radar porque “no tenía antecedentes de ningún tipo”.

Sin embargo durante una investigación notaron que en una simple casa de un barrio dentro del caso céntrico de San Rafael había demasiado movimiento.

“No es algo muy común ver tanto movimiento de gente que llegaba en autos, motos y bicicletas, estaban un ratito y se iban, a toda hora, de un domicilio en donde no había nada en particular, solo es una casa de barrio”, comentó una fuente cercana al caso.

Una vez que lograron establecer que en la vivienda de calle Feliú vendían estupefacientes, el juez Federal autorizó el allanamiento y procedieron a la detención de la mujer.

En la vivienda encontraron varios envoltorio de marihuana, una docena de cigarrillos armados artesanalmente listo para la venta, alrededor de $17.000 pesos, una balanza de precisión y elementos que se empelan para cortar y fraccionar los estupefacientes.

A valores de mercado, en la actualidad un porro cuesta entre $80 y $140.

“De por si en esta época cuesta conseguir, por un lado hay más controles que dificulta a los narcos el ingreso de la droga pero además no es época precisamente de marihuana, entre otros factores, entonces escasea la marihuana y en la ley de oferta y demanda, el precio aumenta”, comentó una fuente policial.

“Por ahí se dice que 100 gramos de marihuana no es nada pero haciendo números redondos de esos 100 gramos se pueden obtener 100 cigarrillos, a un promedio de $100 cada uno, le hacen una buena diferencia”, agregó.

La madre narco continuará alojada en la cárcel federal mendocina imputada por el delito de tenencia de estupefacientes para su comercialización.





Comentarios