"No tiene marcha atrás", remarcó el actual administrador del puerto y también concejal por Cambiemos, consciente de la postura de los gremios. 


Gremios se manifestaron este martes en el acceso a las oficinas del puerto en repudio a la nueva forma de administración, un Consorcio de Gestión, que comenzará a funcionar en un futuro próximo por decreto provincial.

Quien salió a hablar fue el actual delegado administrador, Ignacio Mateucci. “Esto es un proceso, no es que el consorcio empieza a funcionar mañana. Acá va a tratar de hacerse lo más rápido posible. Es el único puerto que está funcionando bajo el formato de delegación, todos los de la provincia de Buenos Aires son consorcios“, explicó en diálogo con Noba.

Los trabajadores amenazaron con intensificar las medidas de fuerza y remarcaron que “la nueva estructura crea incertidumbre sobre los puestos laborales”.

Manifestación con quema de gomas frente a las oficinas del puerto. (Archivo)

En cuanto a lo que tiene que ver con los beneficios que traería para San Nicolás, el también concejal de Cambiemos fue claro: “Beneficia porque el dinero queda en San Nicolás. El puerto factura más de $300 millones y lo que volvió históricamente fue solamente el pago de los sueldos y un poco más. Los más de $300 millones que queden en la ciudad van a ser responsabilidad del presidente y del directorio del consorcio, para rápidamente invertirlo en las obras que son necesarias”.

Por otro lado, referenció que serán nueve personas las que conformarán el consorcio, tomando parte en esta mesa dos representantes de cada uno de los sindicatos, dos operadores del puerto, uno del municipio, otro de los parques industriales de la zona, un referente de elevadores de granos, uno de operarios y fertilizantes y el presidente, que lo designa la provincia.






Comentarios