Denunció que tiene neumonía y que en lugar de atenderlo, lo mandaron a una "celda de mala muerte" en el penal de San Nicolás. 


Conforme van pasando las horas, se conocen mayores detalles respecto de lo que sucedió este jueves al interior de la Unidad Penal Nº 3 en San Nicolás. Ahora fue la madre del propio Jorge Gabriel Mendoza, el líder del motín, quien salió a hablar y justificó el accionar de su hijo alegando problemas de salud.

“Armó todo esto para que lo revisen. Tiene un pulmón tomado, con neumonía y pesa menos de 60 kilos”, denunció a la prensa Verónica Isabel Mendoza.

“Yo vine el 31 de diciembre y el jueves pasado y no lo atendieron y lo único que le dijeron fue que tenía ‘moquito’ en el pulmón. Nadie hizo nada, lo que querían ellos era trasladarlo y lavarse las manos. Ahí hay ratas, hay humedad, hay mugre. Es inhumano”, sostuvo la mujer, visiblemente encolerizada, y volvió a reiterar que “todo fue para que lo atendieran”.

“Mi hijo hace tres años que está acá, estaba en un pabellón de buena conducta. Tenía un taller de juguetes, pero de repente hubo una denuncia y a él lo sacan a una ‘celda de mala muerte’”, contó, responsabilizando al jefe del Servicio Penitenciario. 

Cabe destacar que tanto Mendoza (26) como los otros dos implicados en la toma de rehenes, Marcos Facundo Andrade (26) y Carlos Armando Escobar (25), son oriundos de San Pedro y purgan condenas por robo, abuso de armas e intento de homicidio. Con la mediación de la jueza María Eugenia Maiztegui y la fiscal General, Sandra Bicetti, se puedo negociar y liberaron a las víctimas pasadas las 18 en medio de un ‘schok emocional’. 

(Fotografía: Captura)






Comentarios