Los operativos estuvieron apostados estratégicamente en el microcentro, uno por Mitre y San Martín y el otro en Nación y 9 de Julio. 


Entre viernes y domingo, se secuestraron al menos una treintena de vehículos –entre motos y autos- en diferentes controles por el microcentro.

De hecho, dos de los principales estuvieron apostados por Mitre y San Martín y Nación y 9 de Julio, el paso obligado para la vuelta de los boliches, incluso de la zona de costanera. El viernes se secuestraron en total 16 motos y 10 autos, la mayoría por alcoholemia. Exceptuando a dos motociclistas, uno por falta de casco y el otro por carecer de documentación.

Durante la madrugada del domingo, fueron remitidos al corralón otros 11 coches, también por alcoholemia. Desde la Dirección de Ordenamiento Urbano sostuvieron que “estos operativos se hacen para concientizar a la población”.

De hecho, hace unos tres meses, un conductor rebasó por lejos el límite de alcohol para conducir y registró una marca récord para la ciudad: 5,87 gramos de alcohol en sangre. Según confiaron fuentes municipales, el hombre no podía hilar una frase y se mostró hostil al momento de descender del auto. “Decía que tenía amigos con poder y que no podíamos hacerle nada porque nos iba a denunciar”, refirieron.

Una cifra récord para la ciudad: 5,87 gramos de alcohol en sangre. (Tránsito Municipalidad)






Comentarios