El escándalo sobrevino esa noche cuando un joven visiblemente borracho intentó evadir un control y atropelló a dos personas. 


Las consecuencias de una noche de excesos las terminó pagando una vecina del microcentro, que en las últimas horas denunció haber sido víctima de los vándalos.

Su auto que estaba estacionado afuera, a metros de un afamado boliche local, fue apedreado y amaneció el domingo con el vidrio delantero roto. Según contó, había una baldosa en el piso, evidencia de que fue el objeto con el que cargaron contra el vehículo.

Ocurrió en inmediaciones de 9 de Julio entre Mitre y Belgrano, precisamente la zona más conflictiva durante este último fin de semana. Alrededor de las 4:30, un menor fue interceptado en un operativo de control, y tras dar positivo en alcoholemia, le retuvieron el coche. Sin embargo aprovechó el descuido de los agentes, aceleró y en la huida terminó embistiendo a dos personas






Comentarios