Los trabajos demandaron una inversión cercana a los $4 millones, con fondos municipales. Alcanza a unas 62 familias. 


Con la llegada de las cloacas a barrio Sironi, casi el 100% de la ciudad quedó integrada a la red. Comprende un tendido de 1.300 metros de cañería subterránea, que incorpora a 62 familias que hoy están radicadas en el lugar, pero con una capacidad operativa que se quintuplica.

Los trabajos demandaron una inversión cercana a los $4 millones, con fondos enteramente del Municipio.

“Estamos completando la última etapa del plan de obra pública para que todas las familias de San Nicolás tengan el 100% de agua, gas natural, cloacas y tratamiento de efluentes cloacales”, refirió el intendente Manuel Passaglia, quien sostuvo además que “se trataba de una vieja deuda pendiente de nuestra gestión”.

Y añadió: “Nos decían que no se podía, que Sironi era un barrio muy alejado y que tampoco se justificaba porque está poco habitado. Sin embargo, avanzamos con la obra porque consideramos que no puede haber vecinos de primera y vecinos de segunda. Todas las familias nicoleñas tienen derecho a ser tratados por igual”.

Todavía resta completar un tramo en barrios Fraga-Martínez, donde las vías del ferrocarril representan una barrera lógica que obliga a instrumentar un trabajo de ingeniera particular. “Esta posibilidad significa un paso adelante en calidad de vida, evitando enfermedades y generando el ahorro de unos $2 mil que antes se gastaban en el desagote de los pozos”, cerró Passaglia.






Comentarios