Se esperaba un repunte con el cambio de estación, algo que finalmente no sucedió. Qué dice la UOM. 


La crisis que arrastra el país se resiente con fuerza en el sector metalmecánico y los trabajadores son quienes se llevan la peor parte. 

En San Nicolás, dos de las firmas más afectadas fueron Protto y Motomel, que en este último tiempo se acogieron a regímenes de suspensiones rotatorias para evitar despidos. De hecho, este lunes se está reactivando la producción en la fábrica de llantas después de dos semanas y la motopartista emiliana es hoy la contracara, con cese de actividades por siete días.

Según apuntó Fabián Gigli, secretario de Prensa de la UOM, “Protto se vio afectado por el escenario crítico de la agroindustria que golpeó a sus principales clientes y frenó la demanda”. Con respecto a Motomel, se esperaba un repunte con el cambio de estación, algo que finalmente no sucedió.

“Se acordó una semana de suspensión. En principio es sólo eso y luego retomarían sus tareas”, confió. Ya en mayo se desprendió de unos 130 operarios con contratos precarios y otros 80 aceptaron los retiros voluntarios.






Comentarios