La secretaria general de ATE remarcó que "tenemos uno de los salarios más bajos del corredor de la ruta 9", pero que hay unidad. 


Luego de que Ramallo acordara en paritaria un aumento del 15% para los municipales, que puso el tope en la provincia llevando el acumulado anual al 39%, acá no se vislumbra el mismo optimismo.

Si bien para octubre se había acordado un adicional de $10 mil como compensación por el desfasaje inflacionario, lo cierto es que un grupo de trabajadores denunció llamados extorsivos y quedó por fuera del beneficio. “Toda esta persecución es por pensar diferente y son más que elocuentes las acciones persecutorias que están ejerciendo”, refirió Gabriel Godoy, de la cuadrilla y reconocido dirigente local.

Este jueves, y en consonancia con el Día del Trabajador Municipal, quien salió a hablar fue la secretaria general de ATE, María Eugenia Bravo. “Aprovechamos este día de celebración para seguir luchando por nuestros pedidos para los trabajadores municipales, que hoy lo estamos pasando muy mal”, refirió. El básico ronda los $10.900, uno de los más bajos del corredor de la ruta 9.

“Sabemos que estamos haciendo las cosas bien y que vamos por el camino correcto, algo está cambiando y los compañeros se dan cuenta”, sostuvo. Y añadió: “Desde ATE seguimos peleándola para lograr un salario digno. El 17% que otorgó el Ejecutivo a los municipales no es suficiente, como tampoco el adicional de $10 mil”.

Por otro lado, Bravo ratificó que participarán de la reunión del nuevo Frente Sindical que se conformó en la segunda sección electoral, la cual se llevará a cabo en Pergamino este sábado. “Demuestra unidad y que no estamos solos”, reafirmó.






Comentarios