El fiscal confió que hubo ingresos a su cuenta personal de Facebook posteriores a la desaparición, una de las claves para encontrarla. 


Luego de dos meses de intensa búsqueda y marchas para visibilizar la desaparición de Sofía Duarte, finalmente fue encontrada este fin de semana por efectivos de la Policía Federal en Posadas. Vivía con un hombre, presuntamente su pareja, aunque no se descarta un posible caso de trata. Su testimonio será clave para desestimar o ratificar la versión.

La joven, que el próximo lunes cumplirá 23 años, estaba desaparecida desde el 1º de agosto, pero permaneció activa en las redes sociales, punto donde se centró la investigación.

Esta línea permitió tener indicio de algunos lugares donde podía estar Sofía o alguien muy próximo a ella en atención a que se habían hecho ingresos a su página de Facebook con contraseña. Estos indicios venían siendo verificados desde hacía unos 15 días y se concretaron una serie de allanamientos con resultados negativos pero que mantenían vivas algunas de nuestras hipótesis”, reveló el fiscal Martín Mariezcurrena a Somos San Nicolás.

Si bien se mantienen reservas respecto del caso, se supo que fue trasladada el domingo a Buenos Aires por personal del Programa Nacional de Rescate aunque deberá declarar en San Nicolás. “En lo preliminar, no estaba siendo coaccionada en ese momento por nadie. Hizo algunas referencias al personal que intervino que estaba ahí por su voluntad”, confió.

Uno de los testimonios más sólidos había sido en principio el de un camionero que la trasladó hasta Zárate. “Estaba con unos bolsos procurando irse de San Nicolás. Quería llegar por todos los medios a Corrientes, pero después se arrepintió a la altura del puente de Zárate y se volvió para Ramallo”, había relato Mariezcurrena, en medio de versiones cruzadas que llevaron a encabezar operativos en un prostíbulo de esa localidad.






Comentarios