La joven de 22 años estaba desaparecida desde el 1º de agosto. Fue trasladada a Buenos Aires y se espera que declare en las próximas horas. 


Tras dos meses de intensa búsqueda y marchas para visibilizar la desaparición de Sofía Belén Duarte, finalmente fue encontrada este sábado alrededor de las 21 en buen estado de salud en la capital misionera. Vivía con un hombre, en apariencia bastante mayor, y no se descarta un posible caso de trata, aunque su testimonio será clave para desestimar o ratificar la versión.

La joven, que el próximo lunes cumplirá 23 años, estaba desaparecida desde el 1º de agosto, día en que su familia perdió todo contacto, más allá de que las redes sociales permanecieron activas. No tenía dinero encima ni tampoco celular.

Uno de los testimonios más sólidos fue el de un camionero que la trasladó hasta Zárate. “Estaba con unos bolsos procurando irse de San Nicolás. Quería llegar por todos los medios a Corrientes, pero después se arrepintió a la altura del puente de Zárate y se volvió para Ramallo”, confió el fiscal Martín Mariezcurrena, en medio de versiones cruzadas que llevaron a la policía a encabezar operativos en un prostíbulo de esa localidad. Una segunda hipótesis daba cuenta de que estaba en San Pedro con una amiga, pero no prosperó.

Si bien se mantienen reservas respecto del caso, se supo que fue trasladada ayer a Buenos Aires por personal del Programa Nacional de Rescate aunque deberá declarar en San Nicolás.

“Tengo pistas muy certeras que se pueden definir por un resultado, es cuestión de tiempo. También el hecho de que sea una chica con tanto nivel de vulnerabilidad, hace que uno no pueda tomarse esto sólo desde el punto de vista profesional, sino más bien humano”, había referido Mariezcurrena, haciendo hincapié en su problema con las drogas. 




Comentarios