Lucas Chávez tiene 24 años y el domingo protagonizó un confuso episodio que lo dejó hospitalizado tras chocar con un patrullero. 


“Él no tiene antecedentes penales, nunca pisó una comisaría”, arrancó el descargo de la familia de uno de los jóvenes que este fin de semana terminó detenido por intentar robarle presuntamente el bolso a una mujer en barrio Del Carmen.

La información oficial daba cuenta de que dos motochorros cercaron a la víctima y que a punta de pistola la amedrentaron para alzarse con el botín. Después huyeron y se inició una persecución policial que desencadenó en un violento choque contra un móvil del Comando de Patrullas en inmediaciones de avenida Morteo y Primavera. 

Lucas Chávez, de 24 años, se quebró la muñeca y sufrió dislocación de pelvis. Sin embargo, muchas son las dudas que rodean el caso y hasta se habla de una causa armada.

Un pariente del acusado señaló que había salido con un amigo a hacer una entrega y que -de hecho- hay testigos. “La chica que recibió el pedido pasó todos sus datos para prestar declaración de que es cierto que ellos fueron a llevarle empanadas, aparte había mucha gente presente cuando pasó lo del accidente”, detalló. Y no vaciló en cargar contra la policía: “Saben que se equivocaron y armaron una causa”.

“A Lucas lo llevaron anoche dos efectivos para que firme la libertad y la carátula y al otro chico ni le tomaron declaración. Supuestamente, la mujer que había hecho la denuncia de robo tenía que estar en la comisaría y no estaba. No deja de ser todo muy sospechoso”, sostuvo. 

La causa se caratuló como tentativa de robo y resistencia a la autoridad, e intervino la UFI Nº 1.




Comentarios