El Consejo Escolar consideró que no era apropiado y la respuesta llegó con pancartas y pintadas en repudio.


En medio del conflicto que enfrenta al gobierno con los gremios docentes, alumnos y profesores de la Escuela de Arte tomaron posición y definieron en asamblea realizar en lo sucesivo clases abiertas como símbolo de protesta.

Sin embargo, un revés del Consejo Escolar obligó a retrotraer la medida y denunciaron una “jugada” política para coartar la libertad de expresión.

El argumento que esgrimieron es que no era apropiado porque no lo permiten los estatutos. “No es una universidad ni un instituto terciario, por lo que se rige bajo las mismas normas que cualquier escuela de nivel primario”, declaró Mónica Guidi, al frente de la cartera local, y la respuesta llegó con pancartas y pintadas en repudio.

“La educación argentina está viviendo un verdadero atropello. Tiene que ser un derecho y no un privilegio para pocos”, había declarado Cecilia Comerio, senadora provincial por el bloque de Unidad Ciudadana, que participó de la jornada este martes y reivindicó la lucha docente. “Era una buena posibilidad para abrirse a la comunidad y visibilizar la problemática en San Nicolás”, sostuvo. 

Precisamente ayer se cumplió una semana de la marcha que convocó a todo un país, con epicentro en Plaza de Mayo.

(Fotografía: Mai Etxaniz)




Comentarios