Tomó intervención el Consejo Escolar y un gasista matriculado trabajó en el lugar. Las clases fueron suspendidas. 


Una fuga de gas obligó a evacuar este jueves el Jardín de Infantes Nº 918 de barrio San Martín ante el temor por una posible explosión. Las clases fueron inmediatamente suspendidas y tomó intervención el Consejo Escolar.

“Ayer a la mañana a primera hora nos llamaron y mandamos al gasista matriculado. Él habló con la empresa encargada del gas de la zona norte y con las autoridades de la escuela, y se verificó la pérdida. Hay que hacer un cambio de regulador“, sostuvo Julio Bernasconi, tesorero del Consejo. 

El tema no es menos sensible, tras la catástrofe de Moreno que terminó con dos docentes fallecidos. Durante esta semana también se reportaron pérdidas en la cocina centralizada de la ciudad y en la Escuela Primaria Nº 10 de calle Álvarez, aunque sin mayores inconvenientes.

Respecto al trabajo preventivo, Bernasconi confió que “hace 90 días se mandaron cinco gasistas matriculados a todas las escuelas, que recorrieron los 97 edificios”.






Comentarios